ventana fértil

Si estás buscando el embarazo, tener relaciones sexuales de manera oportuna durante tu ventana fértil ofrece la mejor oportunidad para la concepción. Pero, ¿cuál es la ventana fértil? te preguntarás, bueno; la mayoría de los expertos consideran que la ventana fértil dura al menos 5 días, esto incluye los 3 días previos, el día de la ovulación y el día posterior.

Basándonos en esta información, quizás pienses que es muy fácil detectar la ovulación ¿verdad? Pues en algunos casos así es, pero hay algunos puntos conflictivos a tener en cuenta al momento de detectar cuando verdaderamente ocurre.

El momento de la ovulación puede cambiar de un mes a otro:

Como mujeres podemos no ovular el mismo día de cada mes y eso es completamente normal. Un mes, puedes ovular el día 11; otros meses puedes ovular el día 16; y así sucesivamente. De hecho, si se está bajo mucho estrés, si tienes problemas de fertilidad, si estás en perimenopausia o incluso si viajas, todo esto puede cambiar tu patrón ovulatorio e incluso puedes hasta no ovular durante ese mes.

No te fíes solo de las aplicaciones de fertilidad para detectar tu ventana fértil:

Desafortunadamente, las aplicaciones de fertilidad no arrojan resultados precisos, ya que están basadas en cálculos matemáticos y estadísticas, pero sabemos que nuestro cuerpo no se rige exactamente por una ecuación, de hecho, hay muchos factores que pueden contribuir a cambiar tu ciclo de un mes a otro. Por tanto lo más recomendable es usar otros métodos tales como:

  • Medir tu temperatura basal corporal.
  • Chequear la consistencia de tu moco cervical
  • Realizar test de ovulación.

Mide tu temperatura basal corporal para rastrear la ovulación:

Si deseas determinar cuándo ovulas realmente el seguimiento de la temperatura basal corporal es clave. La temperatura basal corporal es la temperatura más baja que alcanza tu cuerpo en un período de 24 horas y sucede que, después de la ovulación, esta temperatura aumenta en aproximadamente medio grado Fahrenheit y se mantiene elevada hasta la aparición de tu próximo período. Ese cambio de temperatura te confirmará que en efecto has ovulado.

Sin embargo, esta técnica confirma la ovulación pero después de que ocurre. Por lo tanto, deberás esperar un ciclo o dos (o tal vez más) para acostumbrarte a ver tus patrones ovulatorios y ver si eres fija o más bien tu ventana fértil varía entre ciclo y ciclo. Afortunadamente la mayoría de las aplicaciones de seguimiento del ciclo menstrual tienen la opción de introducir el valor diario de temperatura basal corporal, y te muestran un gráfico con los resultados, por lo que de esa manera será más fácil ver cuando ha ocurrido ese cambio en la tendencia.

Considera más de un método de seguimiento de la ovulación:

Cada método para detectar la ovulación tiene ventajas y desventajas. El gráfico de temperatura basal corporal es muy bueno, pero es ideal combinarlo con otros métodos como el monitoreo del moco cervical y / o los test de ovulación. La aparición de moco cervical con consistencia de clara de huevo es un muy buen indicador de que estás en tu ventana fértil y la ovulación está cerca, y por tanto tus posibilidades de concebir son muy altas ¡yay!

Pero recuerda que tus posibilidades de concebir no están solo vinculadas a encontrar tu ventana fértil en cada ciclo, sino a muchos factores: Tu salud general, tu edad, la fertilidad de tu pareja, la calidad de tus óvulos, entre otros. En promedio, una mujer de más de 30 años tiene un 20-25% de posibilidades de concebir por ciclo, así que solo queda intentar, intentar y seguir intentando y ser paciente contigo y con tu cuerpo, ¡que si se puede!