amamantar enferma

¿Se puede amamantar estando enferma? La respuesta simple es sí, puedes y sobretodo debes amamantar si estás enferma.

No es necesario destetar a tu bebé si tienes fiebre o gripe porque la mayoría de las enfermedades son compatibles con la lactancia, de hecho conviene amamantar porque al hacerlo le pasas a tu bebé los anticuerpos específicos para combatir la enfermedad por lo tanto, tu bebé estará inmunológicamente más preparado si se llega a enfermar.

 Hay casos muy puntuales donde se recomienda no amamantar estando enferma 

Las pocas razones que justifican el no amamantar a un bebé estando enferma son:

  • Comenzar tratamiento de quimioterapia: En este caso deberás consultar con el médico tratante ya que hay medicamentos y tratamientos para el cáncer que son compatibles con la lactancia y otros sencillamente no lo son. 
  • Si la madre es portadora de VIH: En este caso puntual NO se debe amamantar ya que el virus puede pasar a la leche materna y contagiar al bebé.

Recuerda que si se trata de otra enfermedad más grave, sea cual sea, antes de tomar cualquier medicación, debes consultar con el medico y que éste te de luz verde para amamantar o no.

En la página web e-lactancia.org, puedes introducir el nombre del medicamento en cuestión de que necesitas tomar y allí encontrarás cuales medicamentos son compatibles y cuales son incompatibles con la lactancia materna. La página es buenísima porque recogen un listado con más de 80 enfermedades y las clasifica en base a su riesgo con respecto a la lactancia. Además, para cada medicamento te dicen si existe un riesgo muy bajo, bajo o alto de que el mismo se pase al bebé a través de la leche materna. Yo la encuentro super confiable pues está hecha por Pediatras y Farmaceutas y es apoyada y patrocinada por varios organismos y fundaciones pro lactancia.

Así que ya lo sabes, no importa si tienes gripe, fiebre, influenza, dengue, hepatitis, diarrea, gastroenteritis. debes amamantar a tu bebé. La transferencia de los anticuerpos de la leche materna y otras sustancias inmunológicas ayudan a que los niños que amamantan son menos propensos a enfermarse.

Lee más sobre lactancia en nuestra web aquí