baby blues después del parto

Muchas mujeres me han preguntado si sufrí de Baby Blues, y mi respuesta es si. Y debo admitir que no es nada agradable sentir toda esa tristeza después del parto, un momento que se supone es el más feliz. Es por eso que hoy quiero decirte mamá que no estás sola.

Te cuento un poco mi experiencia personal:

Aún recuerdo cuando mi hijo Juan Elías tenía unos tres días de haber nacido, allí estaba yo, aún adolorida por la cesárea, luchando con el hecho de no poderlo pegar al seno.

Estaba súper inflamada , además de todo el peso que subí (25 kg), esos primeros días, casi hasta los 15 días, fueron súper extraños, recuerdo que sentía cosas raras en la barriga, literal sentía que se me movían todos los órganos, lloraba sin razón, a veces me sentía triste, otras veces feliz, otras angustiada, tenía cambios de humor y  sentimientos encontrados, mis hormonas estaban revueltas, otra vez lloraba por nada y sumándole mi frustración y mis ganas por lactar que, gracias a Dios, se puso desde el quinto día con algunas dificultades pero se pudo.

En fin, todo eso que sentí por esas dos semanas y que acá te describo, es el famoso Baby Blues, y le pasa a casi  al 80% de las mujeres. Suele darse durante las dos primeras semanas postparto, muchas veces se confunde con depresión postparto pero son diferentes ya que esta puede durar y se puede presentar en otros momentos afectando de manera diferente, en cambio el baby blues es más pasajero.

El Baby Blues, según la teoría se manifiesta por si solo debido a cambios hormonales:

Quiero que sepas que es normal lo que te sucede, expertos afirman que el Baby Blues se debe a que después del parto tus hormonas están un tanto revueltas, ¡acabas de tener un hijo! Y toma varios días en volver a la normalidad, de hecho se dice que los niveles de hormonas del embarazo disminuyen rápidamente en un período que puede durar algunos días o varias semanas después de dar a luz, en cada mujer es diferente, pero como máximo se ha observado que podría durar unas 8 semanas.

Durante este período esta bien si quieres llorar, si te sientes sobrepasada por el reto y la responsabilidad que de pronto ahora tienes, si tienes miedo, o si no te sientes capaz, si de pronto estás feliz y luego pasas de la risa al llanto también es normal, todo es parte de el Baby Blues. Tomarte un momento para darle nombre a cómo te sientes, ayuda mucho, sea que estés frustrada, enojada, triste, rechazada, etc, calma mamita, que todo va a pasar.

Si estás pasando por esto, quiero decirte que no estás sola y que, ya verás que al cabo de unos días te sentirás mejor. Para superarlo a mi me ayudo mucho la oración, pedirle a Dios tranquilidad fue clave, recuerdo haber orado para que me quitara eso, para sentir paz y también le pedía mucho por lo que me estaba preocupando en ese momento, que era la lactancia, me ayudó mucho también tener a mi familia y amigas a mi lado y contar con su apoyo fue pieza clave.

¿Te sentiste identificada? ¿Te pasó o te esta pasando algo similar? Si tu respuesta es si, te digo de corazón mamita que no te preocupes, que esto pasa, ora mucho a Dios, lee la Biblia, desahógate y háblalo con tu pareja, madre, suegra o amigas que hayan pasado por esto, créeme que no importa como te sientas ahora, lo estás haciendo bien.

Si necesitas asesoría en lactancia no dudes en contactarme a [email protected]

CLICK AQUÍ Y ENCUÉNTRAME EN LAS REDES SOCIALES