remedios caseros para la diarrea en niños

La diarrea en niños puede ser algo preocupante, en especial si eres madre primeriza y es la primera vez que a tu hijo le da eso. En este post hablemos sobre diarrea y conozcamos algunos remedios caseros para la diarrea en niños y bebés. Espero te sea de utilidad.

Pero antes de comenzar a hablar de remedios caseros para la diarrea en niños y bebés, es necesario que comprendamos bien contra que estamos luchando cuando nuestro bebé tiene diarrea.

¿Qué es la diarrea?


La mayoría de los niños tienen un par de episodios de diarrea leve al año. Si, esto es normal. Las deposiciones pueden ser más acuosas, más frecuentes o ambas cosas.

Dado que la mayoría de los niños pequeños sanos tienen periodos en los que hacen 3-4 deposiciones al día, no solemos preocuparnos a menos que el niño haga más de 6 deposiciones sueltas en un día.

De acuerdo a los especialistas de la clinica PlateauPediatrics ubicada en los Estados Unidos, es casi imposible que se presenten consecuencias graves, como la deshidratación, si el niño hace 4-5 deposiciones sueltas al día, pero por lo demás está bien.

De hecho, hay algunas etapas en la vida de tu hijo en las que debería tener este tipo de deposiciones. Especialmente los bebés pequeños tienen heces variadas, dependiendo de si se alimentan con leche materna o artificial. Pero esto es muy normal. ¡Así que no te asustes y manten la calma!

¿Cual es la causa de diarrea en niños?


La diarrea en los niños casi siempre está causada por una enfermedad viral (como la “gripe estomacal”). La diarrea vírica suele ir acompañada de vómitos y algunos días de fiebre. Este tipo de diarrea puede durar entre 3 y 10 días. A continuación vamos a detallar algunas causas de diarrea aguda

  • Virus (como el rotavirus). La infección intestinal por un virus es la causa más común.
  • Bacterias (como la Salmonella). Esta causa es menos común. La diarrea suele contener vetas de sangre.
  • Intoxicación alimentaria. Provoca vómitos rápidos y diarrea en las horas siguientes a la ingesta de alimentos en mal estado. Está causada por las toxinas de los gérmenes que crecen en los alimentos que se dejan fuera demasiado tiempo. La mayoría de las veces, los síntomas desaparecen en menos de 24 horas. A menudo puede tratarse en casa sin necesidad de atención médica.
  • Giardia (un parásito). Más probable en los brotes de las guarderías o centros de cuidado infantil.
  • Diarrea del viajero. Causada por gérmenes en la comida o la bebida. Sospecha de ella si se produce después de un viaje reciente al extranjero.
  • Diarrea por antibióticos. Muchos antibióticos causan una diarrea leve. No es una reacción alérgica, pero si tienes dudas llama al médico, en especial si se producen síntomas graves.

La diarrea también puede estar causada por cambios en la dieta del niño. Cualquier variación de la dieta habitual puede provocar heces blandas. En los niños pequeños, suele ser consecuencia de un exceso de zumo (más de 6 onzas al día), de un exceso de refresco o de un exceso de cafeína.

La “diarrea dietética” suele aparecer y desaparecer, pero puede durar de semanas a meses. Si sospechas que la dieta de tu niño puede estar causando heces blandas, lleva un diario dietético y luego llevaselo al pediatra para que lo evalúe.

¿Cuando puede ser peligrosa la diarrea?

La diarrea puede ser peligrosa si causa una deshidratación grave, o cuando hay dolor intenso o sangre en las heces. Por lo general el dolor o la sangre suelen ser síntomas de alguna otra enfermedad de base más allá de un virus o bacteria.

En el caso de la deshidratación, como madres debemos estar muy atentas ya que por descuido puede suceder.

¿Cómo saber cuando un niño o bebé está deshidratado?

La deshidratación significa que el cuerpo ha perdido demasiado líquido. Esto puede ocurrir con vómitos y/o diarrea y es una razón para visitar al médico de inmediato.


Estos son los síntomas de deshidratación en niños y bebés:

  • La disminución de la orina (no hay orina en más de 8 horas), este es una de las primeras señales de deshidratación.. También un color amarillo oscuro en la orina.
  • La lengua y el interior de la boca están secos. Los labios secos no son señales de deshidratación.
  • Ojos secos con disminución o ausencia de lágrimas.
  • En los bebés, el punto blando de la cabeza o mollera se observa deprimido o hundido
  • El niño se muestra inquieto, cansado o se comporta mal. Si tu hijo está alerta, contento y juguetón, no está deshidratado.

Remedios caseros para la diarrea en niños

Cuando existe una diarrea leve en niños y bebés es posible tratarla en casa hasta su desaparición. Para ello toma en cuenta estos remedios caseros para la diarrea en niños, los cuales son claves e indispensables para la recuperación y sanación de tu hijo afectado.

1. Dejalo que bote todo lo malo:

Recuerda que la diarrea es la forma natural del cuerpo de deshacerse de los gérmenes en el intestino. ASí que ¡Déjalo que haga caca!

Dejar que la diarrea viral siga su curso es un buen plan. Incluso para muchas causas bacterianas de la diarrea (como la salmonela y la E. coli), lo mejor es dejar que siga su curso. Las deposiciones pueden ser profusas, incluso explosivas, pero tranquila que mejorarán con el tiempo.

2. Alimentación saludable sin azúcar:

También es normal que el niño pierda el apetito, así que sigue ofreciendo comida saludable y deja que coma, si quiere. Nada de dulces, por favor.

La razón de la pérdida de apetito es que a veces los niños tienen retortijones en la barriga con la diarrea, por eso no lo obligues, ponte en su lugar. No pasa nada: recuperarán el apetito en una semana más o menos.

Muchos médicos solían recomendar la supresión de todos los productos lácteos y de ciertos alimentos sólidos. Las nuevas evidencias sugieren que esto no es necesario: no supone una diferencia en la rapidez con la que el niño mejora, y hace que el niño tenga hambre.

QUIZÁS TE INTERESE LEER: 5 Ideas de meriendas saludables para bebés y niños

3. Dale mucho líquido.

Fomenta la ingesta de muchos líquidos para mantener al niño hidratado. El niño puede tomar agua, leche, jugo natural de fruta sin azúcar, limonada con poca azúcar o cualquier cosa que le guste, siempre y cuando sea lo más natural posible.

De nuevo repito, evita las bebidas muy dulces, como jugos envasados, refrescos de cola o gaseosas, leches chocolatadas y saborizadas artificialmente, ya que contienen demasiada azúcar y pueden empeorar la diarrea. Evita también las bebidas con cafeína (té, cola) en la medida de lo posible.

4. Cuidado con los fármacos y antidiarréicos:

No utilices Imodium para detener las deposiciones si tu hijo es menor de 12 años. Con ciertos tipos de diarrea, Imodium puede causar raramente efectos secundarios peligrosos.

No utilices Pepto-Bismol. Pepto-Bismol contiene salicilatos (similares a la aspirina). Al igual que otros productos que contienen aspirina, no debe utilizarse en niños a menos que lo indique un médico.

Los fármacos de venta libre, no son buenos remedios caseros para la diarrea en niños y bebés, lo mejor es que antes de usar cualquiera de estos recursos, sea autorizado por un médico y bajo su estricta vigilancia.

5. Prefiere alimentos ricos en almidón:

Si tu niño ya come alimentos sólidos, dale más alimentos con almidón (como cereales, papa, platano verde, galletas, arroz, pasta), ya que son fáciles de digerir y ayudan a darle cuerpo a las heces, lo que hace de este tipo de comidas unos remedios caseros para la diarrea en niños ideales.

6. Apoyate con las soluciones de rehidratación oral:

Las soluciones de rehidratación oral (SRO) o sales de rehidratación oral, como Pedialyte, son una bebida especial que puede ayudar a tu hijo a mantenerse hidratado. Puedes utilizar Pedialyte o la marca que tengas a tu disposición en la farmacia de tu ciudad.

Comienza a darle SRO en caso de diarrea frecuente y acuosa, en especial después de cada deposición o después de algún vómito si es que presenta.

Si crees que tu hijo se está deshidratando, ya que orina menos de lo normal, aumenta los líquidos y la dosis de SRO. Estas soluciones son de los remedios caseros para la diarrea en niños y bebés de lo más indispensables.

7. Usa probióticos para restituir la flora intestinal en niños con diarrea:

Los probióticos son bacterias saludables (como los lactobacilos). Pueden sustituir a las bacterias dañinas en el intestino y por lo tanto a medida que el intestino de tu hijo se vaya normalizando se reducirá el número de deposiciones diarreicas.

A partir de los 12 meses de edad: el yogur es la fuente más fácil de probióticos. Puedes optar por darle a tu niño de 60 a 180 mL (2 a 6 onzas) de yogur natural sin azúcar ni sabores artificiales, si le gusta. Hazlo dos veces al día.

Otra buena opción y quizás más efectiva es comprar suplementos probióticos en la farmacia. Existen sobres de probioticos pediatricos especiales para la diarrea, como lo es el Perenteryl o el Florestor Kids. En lo personal te recomiendo esta versión ya que ofrece resultados más rápidos y no tienes que lidiar si a tu hijo no le gusta o no consume yogur.

Remedios caseros para la diarrea en bebés pequeños lactantes:

Si tu hijo es todavía bebé pequeño y no consume aún alimentos sólidos, deberás seguir igual algunos de los consejos que doy arriba, tales como, dejar que bote todo lo malo a través de las heces, darles mucho liquido y evitar darle antidiarréicos por tu cuenta.

Bebés alimentados con fórmula con diarrea frecuente y acuosa:

  • Sigue dándole leche de fórmula, pero aliméntalo con más frecuencia. Ofrecele al bebé la cantidad de leche de fórmula que pueda tomar.
  • Sigue mezclando la fórmula de la forma habitual ya que de por si la fórmula contiene mucha agua y no necesita más.


Bebés amamantados con diarrea frecuente y acuosa:

  • Dale a tu bebé leche materna con más frecuencia de lo habitual.
  • Además, dale más líquido si la leche materna no cubre las pérdidas de líquido. Puedes utilizar leche de fórmula o solución de rehidratación oral (como Pedialyte o similar).

¿Qué cantidad de solución de rehidratación oral o SRO debo dar a mi hijo si tiene diarrea leve?

  • En el caso de los bebés, dale de 60 a 120 ml de solución de rehidratación oral o SRO después de cada deposición acuosa grande.
  • Para los niños mayores de 1 año, dar 4-8 onzas (120-240 mL) de solución de rehidratación oral o SRO después de cada deposición acuosa grande. Los niños rara vez necesitan SRO después de los 3 años.


Precaución: No le des solución de rehidratación oral o SRO como único líquido durante más de 6 horas. Recuerda que tu hijo necesitará nutrientes y calorías y llorará de hambre.

Cómo se puede prevenir la diarrea en niños y bebés o evitar que empeore:

Existen algunas medidas de higiene y seguridad alimentaria que te recomiendo apliques para que puedas prevenir otro episodio de diarrea en el futuro, o prevenir que la crisis diarreica actual empeore. Algunos de estos tips son:

  • Lávate siempre las manos antes de cocinar, comer, alimentar o manipular las cosas de los niños. También después de cualquier contacto con vómitos o heces, después de ir al baño o cambiar pañales. Acostumbra a tus hijos a lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer.
  • Cocina muy bien las aves, como el pollo. No sirvas nunca pollo que aún esté crudo por dentro, puedes darte cuenta por su color rosado. Las aves de corral como el pollo, poco cocinadas son una causa común de diarrea en los países desarrollados.
  • En lo posible bebe agua embotellada o hervida. Evita a toda costa el agua del grifo, ni siquiera en los cubitos de hielo, ni para cocinar o preparar sopas, salsas, etc.
  • Antes de darles a los niños ensaladas o verduras crudas, asegurate que hayan sido lavadas y desinfectadas muy bien con vinagre o limón. Evita comer este tipo de alimentos en la calle.
  • Evite la carne y el pescado poco cocinados. Nunca des a tu hijo pequeño alimentos como sushi.
  • Evite comprar alimentos y bebidas a vendedores ambulantes.
  • Cuando prepares la formula de tu bebé, mezcla la fórmula con agua embotellada o hervida.
  • Lava bien, con un cepillo solo para eso, los biberones, las tetinas, las cucharas y los platos con agua tibia y jabón. A continuación, esterilízalos en agua hirviendo durante 5 minutos, si es posible.
  • Cepillate los dientes con agua embotellada o hervida.

¿Cuándo es peligrosa la diarrea en niños y bebés?


La mayoría de las diarreas pueden tratarse en casa. Pero debes llevar a tu hijo a urgencias si se da alguno de los siguientes casos:

  • Hay sangre o mucosidad en las heces.
  • Tu hijo tiene un dolor abdominal muy intenso.
  • La diarrea dura más de 10 días sin mejorar en absoluto.
  • Tu hijo parece estar deshidratado.
  • Tu hijo tiene menos de 6 meses. (Los bebés pequeños se deshidratan más rápido que los niños mayores).
  • Tu hijo parece muy enfermo o aletargado.

Espero que esta recopilación de información sobre remedios caseros para la diarrea en niños y bebés te haya sido de utilidad, soy madre y se que mantenernos informadas es sumamente importante para nuestra tranquilidad y para poder tomar acción rápido y prevenir complicaciones.

Fuentes:

PlateauPediatrics / Children’s Hospital Colorado