cicatriz de la cesárea

¿Estás por dar a luz y ya tuviste a tu bebé y te preocupa cómo cuidar la cicatriz de la cesárea? Tranquila, el nacimiento de un bebé es uno de los momentos más emocionantes para una mamá, pero también es un tiempo de mucha sensibilidad, con las hormonas un tratando de volver a la normalidad, es por eso que es importante que también cuides de ti misma, las preocupaciones no son buenas y aún más si el bebé nació mediante una cesárea.

La cesárea es un tipo de intervención quirúrgica en la cual se realiza una incisión en el abdomen y el útero de la madre para extraer uno o más bebés. Hoy en día es la operación quirúrgica obstétrica más frecuente en las sociedades desarrolladas, ya que se considera el procedimiento más seguro para resolver las complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal. Sin embargo esta claro que la cicatriz de la cesárea es un tema que preocupa a algunas mujeres.

Para que la cicatriz de una cesárea se pueda curar de forma correcta, es importante que tomes las medidas necesarias como: limpiar la cicatriz, no alzar peso, mantener una constante supervisión, entre otras.

Si llegas a observar que la cicatriz de la cesárea no está sanando correctamente o ves algún signo de infección, hundimiento, tiene apariencia hinchada y roja, o está dura por dentro, habla con tu médico inmediatamente y así sales de dudas.

La cicatriz de la cesárea se puede sanar de una manera lenta, y es necesario cuidarla para prevenir cualquier complicación, como por ejemplo, una eventración postcesárea. Pero no te alarmes, eso no tiene por que pasarte si te cuidas, te lo comento porque lo importante es prevenir, por eso acá comparto una serie de pautas básicas para asegurar una correcta evolución.

También es necesario que sepas que en algunas mujeres, en la cicatriz de una cesárea se pueden desarrollar queloides, a algunas mujeres no les molesta, pero si para ti son un problema, es posible eliminarlos a través de una cirugía estética.

Consejos para cuidar la cicatriz de la cesárea:

1.- Sigue paso a paso las instrucciones de tu médico.

Luego de la cesárea el médico te dará una serie de instrucciones para cuidar la cicatriz de la incisión. Escuchar a tu médico detenidamente es muy importante para que la herida sane sin ningún tipo de problemas, ya que las infecciones suelen ser muy dolorosas y peligrosas.

2.- Toma medicamentos para la inflamación.

Seguidamente, después de la cesárea el médico ordenará la administración de analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor causado por la cirugía. Asegúrate de no ser alérgica a ninguno de los medicamentos que te coloquen, por experiencia me tocó vivirlo y la respuesta de mi cuerpo fue una subida te presión arterial, que rápidamente se pudo controlar. Así mismo, procura seguir las instrucciones al pie de la letra para que el dolor de la cicatriz de la cesárea vaya reduciendo.

3.- Guarda reposo.

Después de la cesárea deberás permanecer acostada varias horas, un tiempo prudente para que tu cuerpo se recupere. Si tu cesárea fue en la mañana, es posible que al final de la tarde las enfermeras te envíen a levantarte y a dar una pequeña caminata. Esto puede comenzar a promover la curación en tu cicatriz, aumentando la circulación sanguínea en el área. Al llegar a casa necesitarás el apoyo de tu pareja, tu mamá o un familiar que te ayude con las tareas del hogar y los cuidados del bebé, y así evitar molestias posteriores por algún esfuerzo físico.

4.-Deja la incisión al aire.

Una vez que te quiten el vendaje, es necesario que expongas la herida al aire para favorecer el proceso de curación. Preferiblemente, selecciona ropa de algodón holgada (como blusones y vestidos) que permitan la transpiración, y evita aquella demasiado ajustada.

5.- Limpieza de la cicatriz de una cesárea.

Mantén el área de la cicatriz limpia, lavándola con agua y jabón suave. No es necesario que la frotes. Simplemente puedes dejar que el agua de la ducha corra sobre la herida, luego debes secar muy bien. No realices movimientos bruscos que afecten la cicatrización. Tu doctor te dirá si tienes que agregar algo más para limpiarla, algunos recomiendan usar por ejemplo alcohol absoluto.

6.-Chequea la cicatriz de la cesárea diariamente.

Revisa el área de la incisión a diario, cerciórate de que no se abra. Si sientes una molestia anormal, si notas sangrado excesivo, secreción verde o de pus, debes ponerte en contacto con tu médico lo más pronto posible.

7.-Asiste a tu consulta postoperatoria.

Entre los 10 a 15 días el doctor evaluará el estado de la herida y su nivel de cicatrización. Si está todo normal retirará los puntos o grapas. Si la herida aún no está completamente cerrada, programará una nueva cita cuando lo estime conveniente. No debes preocuparte si es tu caso, cada persona cicatriza de manera diferente. Si no es la sutura convencional, no es necesario retirarla, ya que se reabsorbe sola.

 

Te recomendamos leer: Consejos para recuperar la silueta después del parto