coronavirus y lactancia

Con respecto a la incertidumbre existente entre los temas de Coronavirus y Lactancia, recientemente la Academia Española de Nutrición y Dietética emitió un informe en el cual se tocaron ambos y se emitieron recomendaciones con respecto a de si una madre en condición de Covid-19 positiva puede o no amamantar a su bebé.

A continuación hacemos cita textual de las aclaratorias y recomendaciones emitidas por dicha institución :

 

1. Coronavirus y lactancia: Establecimiento de la lactancia

Aunque las pruebas son limitadas, parece ser que los niños cursan la infección por COVID-19 de manera más asintomática que la población adulta. Una serie de casos recientemente publicada, determina un resultado
negativo en los 10 casos analizados de bebés recién nacidos.

Por lo que respecta al establecimiento de la lactancia materna, las muestras de leche que se han analizado hasta la fecha, muestran resultados negativos para el COVID-19, por lo que resulta difícil pensar que una madre
infectada puede transmitir a través de su leche la enfermedad a su bebé recién nacido.

La leche materna se ha demostrado como el alimento óptimo para la nutrición y salud de bebés y mujeres, por lo tanto, los bebés nacidos de madres con sospecha o confirmación de COVID-19 deberían ser alimentados de acuerdo a las pautas estándar de alimentación infantil, si la madre lo desea, aplicando las medidas necesarias para prevenir el contagio madre-bebé.

Se recomienda el inicio de la lactancia materna durante la primera hora de vida, teniendo en cuenta que las mujeres que no puedan iniciarla, deben recibir un apoyo adecuado para ello tan pronto como puedan, ya que, los beneficios de la lactancia materna demostrados superan cualquier riesgo potencial de transmisión del virus a través de la leche materna.

2. Coronavirus y Lactancia: Mantenimiento de la lactancia

Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna y el papel insignificante de la leche materna en la transmisión de otros virus respiratorios, el mensaje clave que debe prevalecer es que la madre puede continuar
amamantando.

Existen raras excepciones a la recomendación de seguir amamantando, o bien alimentando con leche materna extraída si la madre se encuentra muy enferma. En todo caso, como siempre, es la madre quien debe determinar,
tras ser adecuadamente informada y debidamente apoyada, sobre cómo y cuándo comenzar o continuar la lactancia materna, en coordinación con su familia y los profesionales de la salud.

Actualmente, la principal preocupación no es si el virus del COVID-19 puede transmitirse a través de la leche materna, sino más bien si una madre infectada puede transmitir el virus a través de gotas respiratorias durante el
período de lactancia.

Una madre con COVID-19 confirmado o con un cuadro sintomático parecido, debe tomar todas las precauciones posibles para evitar transmitir el virus a su bebé, incluso lavarse las manos antes de tocar al bebé y usar
una máscara facial, si es posible, durante la lactancia.

Si se decidió extraer la leche materna, y tanto si se hace de forma manual o con un extractor de leche manual o eléctrico, la madre debe lavarse las manos antes de tocar las piezas de la bomba o el utensilio usado para suministrar dicha leche y seguir las recomendaciones para una limpieza adecuada después de cada uso, respetando, durante la extracción y manipulación de la leche las normas básicas de protección respiratoria, como hacer uso de la mascarilla.

Recuerde proporcionar un ambiente relajado y confortable cuando se extraiga leche. En series de casos limitadas informadas hasta la fecha, no se han encontrado aún pruebas de que el virus esté presente en la
leche materna de mujeres infectadas con COVID-19.

La Academia Española de Nutrición y Dietética está colaborando actualmente con LactApp, una App gratuita que le dará acceso a información de primera mano sobre la lactancia materna y que le ayudará a tomar decisiones informadas.

Coronavirus y Lactancia: Conclusiones y recomendaciones

Luego de haber leído el texto anterior por la Academia Española de Nutrición y Dietética, quienes han basado su información a su vez en múltiples estudios llevados a cabo recientemente en China y otras recomendaciones de la UNICEF, podemos concluir que entre el Coronavirus y la Lactancia puede haber espacio para iniciar o continuar la lactancia ya que se ha desmostrado que el COVID-19 no es transmitido a través de la leche materna, no obstante la madre infectada debe tomar muchas precauciones para no contagiar a su bebé.

La opción más recomendable en estos casos, no es la de suspender la lactancia a causa del coronavirus, ya que se ha demostrado que son más los beneficios para el lactante que se alimenta con leche materna, pero si se recomienda, dar inicio o continuar con la lactancia mediante extracciones de leche para minimizar el contacto directo entre la madre infectada y el bebé, y por lo tanto disminuir las probabilidades de que el pequeño se contagie con coronavirus.

Quizás también te interese leer: ¿Si estoy enferma puedo amamantar?