lactancia materna en bebés prematuros

La lactancia materna en bebés prematuros es sumamente importante, yo lo viví con mi bebé cuando tuve un parto prematuro a las 34 semanas, y aunque estaba llena de miedos y dudas, leí lo más que pude, me asesoré con asesoras de lactancia y visité médicos pro lactancia, gracias a eso y a mi determinación, pude amamantarlo a pesar de que había nacido prematuro.

Lo primero que debemos entender es que la leche materna es esencial para el desarrollo de los bebés sean prematuros o no, ya que los protege de enfermedades e infecciones.

Un bebé prematuro será separado al instante de su madre y se colocará en una incubadora. Ahí estará lleno cables y tubos. La incubadora mantiene la temperatura corporal del prematuro y al mismo tiempo, lo aísla del entorno para reducir el riesgo de que contraiga infecciones.

Un prematuro no puede succionar directamente del pecho de su mamá ya que muchos requieren oxigeno, la mayoría y de acuerdo al grado de prematuridad son alimentados por una sonda nasogástrica o en algunas clínicas con jeringas para no provocar el llamado “Síndrome de Confusión de Pezón”.

En mi caso, me extraía leche materna y se la daban con el método dedo-jeringa, mientras estuvo en UCIN. Algunos bebés prematuros necesitan tiempo para crecer y desarrollar la coordinación para succionar, tragar y respirar durante cada mamada. Con mi bebé fue tarea difícil ya que él no sabía pegarse al pecho ni hacer toda esa coordinación.

Algunos hechos fascinantes sobre lactancia materna en bebés prematuros

• La leche materna es la ideal para un bebé prematuro por su composición única, la mayor biodisponibilidad de sus componentes, sus propiedades inmunológicas y la presencia de enzimas, hormonas y factores de crecimiento por lo cuál aumentará de peso de una manera más sana.

• Se ha demostrado que los prematuros alimentados con leche materna sufren menos infecciones estomacales.

• Algunos prematuros requieren productos adaptados que garanticen su correcta alimentación, en mi caso me funcionó muchísimo las pezoneras, en todo momento preferí pezoneras antes que el tetero con leche de formula, por eso pienso que fue una decisión acertada. (Usamos pezoneras hasta los dos meses de nacido)

• Para estimular la producción de lactancia practicar el método canguro, así pasarás el máximo tiempo posible al lado de tu bebé.

• Tu cuerpo creará exactamente la cantidad necesaria de leche que necesita tu bebé, confía en ti.

Amamantar a los bebés prematuros no es tarea fácil, requiere mucha dedicación, es importante consultar siempre un pediatra prolactancia, generalmente si un bebé es prematuro sus controles médicos son semanales o cada quince días para monitorear su peso. Su pediatra te debe indicar si debes seguir algún cuidado especial. No tengas miedo, con mucha paciencia y dedicación tu bebé llegará a un peso adecuado. Apóyate en madres que lo hayan logrado ¡Si se puede!

Si quieres saber más de lactancia, lee nuestros artículos más recientes en esta categoría: LACTANCIA