Cómo prevenir la dermatitis del pañal en el bebé

Una alteración frecuente entre 4 y 15 meses es la dermatitis del pañal, conocida también como pañalitis y es que la piel de los bebés es sumamente sensible, delicada y propensa a irritaciones. Durante los primeros meses de vida el cuidado de la piel de los bebés es fundamental. 

Causas de la dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal es una irritación que se produce en el área del ingle y genital del bebé, ocasionada por condiciones de humedad, maceración, fricción, contacto con orina, heces y otras sustancias como detergentes, plásticos y perfumes.

Son varios los factores que contribuyen a que se desarrolle una dermatitis del pañal. El aumento de pH de la piel, el exceso de humedad y fricción de esta zona que lleva a la maceración de la piel, el mismo pañal, jabones antisépticos o muy agresivos, bacterias, hongos y la temperatura elevada de la zona. Además son frecuentes procesos de dermatitis ante diarreas o el uso de antibióticos.

Esta afección es uno de los problemas de la piel más común y frecuente del bebé. Hace que la piel se inflame, irrite y enrojezca. Puede aparecer como un enrojecimiento suave en su forma más leve, o presentarse como una intensa irritación de la piel, incluso puede llegar a sangrar.

El bebé con dermatitis del pañal tenderá  a llorar constantemente y a rechazar usar el pañal. Por lo tanto, hay que tener paciencia y no desesperarse ante el llanto, por el contrario, hay que procurar estar con ellos y aliviarles la dolencia. A veces la molestia es de tal magnitud que se puede notar un cambio drástico en el carácter del bebé.

¿Qué puedes hacer para prevenir la dermatitis del pañal?

-Se deben efectuar cambios de pañal frecuentes, cuanto menor sea el tiempo de contacto de la piel con la orina y la materia fecal menor será la irritación local.

-Realiza una buena higiene de la zona, procura que permanezca siempre seca y limpia.

-La limpieza de la zona debe realizarse con agua tibia, un jabón neutro y una toalla de algodón suave al tacto.

-Es aconsejable mantener al bebé unos períodos cortos de tiempo sin pañal, para que la piel transpire. Entre más tiempo lo dejes, mejor.

-Coloca con el cambio de cada pañal una crema protectora con óxido de zinc que aísle la piel del contacto con el pañal (no es necesario aplicar mucha) solo distribuirla bien en toda la zona del pañal.

-Usa pañales ecológicos de tela previenen la dermatitis del pañal, clic aquí que te dejamos un video de cómo usarlos. 

-Usa la marca de pañal que a tu bebé no le haga mal, prueba hasta encontrar la correcta.

-Evita ajustar demasiado el pañal, al hacerlo impides que pase suficiente aire. Puedes usar pañales más grandes de lo que corresponda hasta que la lesión cutánea desaparezca.

-Antes de cambiar a tu pequeño. Lávate las manos, practica este hábito antes y después.

-Evita el uso constante de toallitas húmedas que contengan alcohol y perfume, porque causan resequedad e irritan.

-Evita tratamientos comerciales y remedios caseros, es una piel delicada que requiere una valoración del pediatra o dermatólogo.

-En el caso de las niñas limpiar siempre de adelante hacía atrás.

Lo que no debes hacer en caso de dermatitis

  • Vestir a tu bebé con prendas muy ajustadas, de poliéster o plástico.
  • Aplicar polvos de talcos sobre la piel.
  • Perfumar la zona con colonia, aceites aromáticos, entre otros.
  • Usar cremas para adultos o genéricas.
  • No recurras a remedios caseros que contengan vinagre, aloe vera u otras plantas medicinales.

IMPORTANTE: Los dientes y el cambio de alimentación a sólidos pueden cambiar el pH de las heces, irritándolo un poco más. Cualquier lesión extendida, que no mejora en 24-48 horas deberás consultar con tu pediatra lo antes posible, para valorar la lesión y descartar infección por hongos o bacterias.

 

Te puede interesar: 10 productos que necesita un recién nacido las primeras semanas de vida