ansiedad en el embarazo ¿qué hacer?

Atravesar un crisis de ansiedad en el embarazo no es nada sencillo, lo sé porque me tocó vivirlo. Si ya estás montada en ese tren, entonces lo primero que quiero decirte es que NO estás sola, hay muchas mujeres allá afuera que tienen el mismo problema, incluso hasta peor que tú y que han podido lograrlo. El resultado, un bebé hermoso y saludable contra todo pronóstico.

Mi testimonio: Ansiedad en el embarazo siendo extranjera y primeriza

Para ponerte en contexto con mi testimonio, sufro de ansiedad y crisis de pánico desde el año 2015, cuando decidimos emigrar ante la amenaza de un país que se derrumbaba (Venezuela), el miedo a lo desconocido y el estar lejos de mi familia desató en mi un sentimiento de temor y amenaza perenne que se salió de control, dando como resultado a mi primera crisis. Con el pasar del tiempo me recuperé, pero en 2017 tuve una gran recaída, fue un año duro, yo quería tener hijos pero esto era una de las cosas que me ponía a pensar en cómo haría cuando saliera embarazada.

En septiembre 2018 me enteré que estaba embarazada, la verdad estaba muy feliz, pero a partir de la semana 8 de embarazo comenzaron las crisis, solo tenía algo claro: No podía tomar mi tratamiento mientras estuviera así. Así que comencé a orar pidiéndole a Dios que me ayudara, tenía mucho miedo de perder a mi bebé y todo eso mezclado con las nauseas solo hacían peor la crisis.

Mi Psiquiatra me recetó Sertralina a diario, a una dosis muy baja y el ansiolítico solo para SOS, pero mi médico ginecólogo me aconsejó no tomar nada hasta haber pasado la semana 12, así que me apoyé en mi fe en Dios primeramente, tomé mi Biblia y comencé a buscar versículos que hablaban sobre el embarazo, sobre los hijos y sobre las promesas de Dios de bendición familiar.

Cultivar una relación con Dios saludable es vital para superar la ansiedad, sea durante el embarazo o no.

Sin lugar a dudas la oración ayudó durante mi embarazo con ansiedad, también lo hizo mi lectura bíblica, sin embargo cuando la cosa se ponía muy fuerte, optaba por hacer ejercicios de respiración inhalando profundo, reteniendo el aire por 8 segundos y exhalando lentamente. Tomar el sol ayuda mucho, también practiqué un poco de grounding, y colocaba música relajante y sonidos de la naturaleza para trabajar.

Recuerdo el día de la ecografía de la semana 12. Tenía terror. Ese día acudí a un poco de ansiolítico. Una dosis super baja para evitar que pudiera afectar al bebé. Afortunadamente todo salió bien. Mi bebé estaba sano y con vida, pude respirar de nuevo.

Pero las crisis volvieron a la semana 19, cuando por líos familiares me sentí abrumada. Nuevamente recurrí en casos puntuales al ansiolítico. Tenía mucho miedo de tomar la sertralina antes de la semana 20, pues había leído sobre posibles efectos secundarios en el corazón de los bebés si se tomaba durante a formación del mismo. Investigando llegué al tema y leí que el corazoncito termina de formarse recién en la semana 20. Ya en la semana 21 mi desesperación aumentó y comencé con unos pocos miligramos de sertralina, una dosis casi placebo, pero que no me atreví a aumentar hasta 15 días después. Pasada la semana 30 decidí dejar la sertralina porque me sentía mejor.

ansiedad en el embarazo

Consejos para superar la ansiedad durante el embarazo:

Todo este conjunto de anécdotas y decisiones que tomé fueron bajo estricta vigilancia médica, y es con base a esta experiencia quiero darte algunos consejos si es que pasas por el mismo problema de sufrir ansiedad en el embarazo:

1. Entiende que está bien buscar ayuda:

Está bien incluso preguntar a otras que han pasado por lo mismo sobre cómo lo están llevando, pero jamás te compares. Cada caso es distinto. Lo mejor es que busques ayuda de un profesional que te comprenda y te de soluciones en vez de atormentarte más.

2. Si tienes ansiedad en el embarazo, procura aguantar sin pastillas hasta la semana 12:

Si tu médico te pone tratamiento, lo mejor es que lo tomes después de la semana 12, antes de eso es muy riesgoso, y lo que te recomiendo es que en ese primer trimestre te apoyes en otras cosas. Busca de Dios, asiste a la iglesia, habla con amigas, visita al psicólogo, haz deporte, canta, distraete de alguna manera. No te quedes encerrada y agobiada.

3. Por favor, no dejes el tratamiento de golpe:

Si te enteraste que estás embarazada y estas tomando tratamiento, no lo dejes de golpe, la retirada debe ser gradual. De lo contrario te sentirás fatal y eso afectará a tu bebé. Una de las cosas que me dijo mi psiquiatra fue que si yo estaba bien, mi bebé también lo estaría.

4. Usa dosis muy bajas de tratamiento para la ansiedad en el embarazo:

Si estás tomando tratamiento, procura que el mismo sea a la dosis más baja que puedas tolerar. Pero por favor, si realmente la estás pasando mal, no te prives del tratamiento, en especial si ya superaste el primer trimestre. Todo va a estar bien para ti y el bebé si sigues las indicaciones médicas al pie de la letra. Ten presente que si tú estás bien, tu bebé también lo estará.

5. Consigue apoyo extra durante ese embarazo con ansiedad:

Algo que me ayudó mucho para sobrellevar la ansiedad en el embarazo fue haber encontrado en Facebook una página que se llama ANSIOSAS.COM (También tienen un grupo pero es privado, debes solicitar acceso) en la cual cuentan dudas y testimonios cientos de mujeres que están pasando o han pasado embarazos con ansiedad y/o crisis de pánico. Es fundamental saber que no estas sola y sentirte comprendida y de verdad que esta comunidad me ayudo muchísimo. Últimamente creo que migraron a un grupo de whatsapp (no estoy segura) pero vale la pena que investigues y si es posible que te incluyan.

Y recuerda esto: Tu bebé va a estar bien si tú estás bien.

Lee también:

BABY BLUES DESPUÉS DEL PARTO: MI EXPERIENCIA PERSONAL